El Gobierno cambia de urgencia la normativa para facilitar una prórroga de las nucleares

El Gobierno está dispuesto a todo para facilitar a las centrales nucleares una prórroga de su vida útil. Incluso si es necesario cambiar la normativa, y hacerlo de manera urgente. Que las centrales sigan funcionando más allá de los 40 años (el periodo para el que fueron diseñadas) es un objetivo clave de las eléctricas y el PP, el único partido que defiende abiertamente esa posibilidad.

Así se deduce de la decisión del Pleno del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), que este martes ha dado luz verde, con el voto en contra de la consejera Cristina Narbona, a una petición del Gobierno para modificar por la vía de urgencia las órdenes ministeriales que regulan las renovaciones de autorización de explotación de las centrales españolas.

La actual normativa establece que una central nuclear debe solicitar la renovación de la licencia al menos tres años antes de que expire el permiso vigente. Ahora, el Gobierno quiere acortar esos plazos, tal y como Iberdrola, propietaria de varias centrales en España, solicitó al ministro de Energía, Álvaro Nadal, en una carta a principios de mayo. La compañía eléctrica argumenta que necesita más tiempo para saber si será rentable mantener sus centrales abiertas.

España está obligada por Bruselas a diseñar un nuevo plan de Energía y Clima de cara a cumplir con los compromisos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero adquiridos en el Acuerdo de París de 2015. Es decir, dicho plan deberá establecer cuál será la apuesta del Gobierno en materia energética y qué papel van a jugar las nucleares en el futuro energético del país. Por eso, empresas como Iberdrola dicen no saber si estará garantizada la viabilidad de las nucleares.

Pero el plan de Energía y Clima no se hará público hasta enero de 2018, como pronto; y algunas de las centrales, como la de Almaraz (Cáceres), tienen que decidir ya si van a pedir o no una renovación de su licencia. En concreto, el plazo para este reactor, operado por Gas Natural Fenosa, Iberdrola y Endesa, expira en una semana, el 8 de junio. De ahí la urgencia del proceso.

Con el cambio normativo que hoy ha aprobado el CSN, el Gobierno permite que las centrales puedan esperar hasta que se apruebe el plan de Energía para solicitar la nueva autorización. Podrán pedirlo hasta dos meses después, “o, en su caso, en la fecha en que el titular ha de presentar la Revisión Periódica de Seguridad de la central, en el supuesto de que el referido Plan no hubiera sido aprobado dos meses antes de dicha fecha», según consta en el texto con la propuesta del Ministerio.

Lee aquí la noticia completa en su fuente original

Anuncio publicitario

El Supremo condena al Gobierno por el recorte de las renovables

Algo olía mal en los recortes de las primas por producir energías renovables que acometió la pasada legislatura el Ministerio de Industria de José Manuel Soria: al final, la reducción en un 40% de esas ayudas para producir electricidad a partir de excrementos de ganado, que abocó al cierre a todo el sector y que acentuó el grave problema ambiental de la gestión de los purines, le ha costado al Gobierno de Mariano Rajoy la primera condena a indemnizar a una empresa, en este caso una filial oscense de Iberdrola, por haber frustrado su negocio.

La sentencia, emitida por la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo y que hoy adelanta Público, incluye tres pronunciamientos clave: anula el recorte de las primas a las plantas de renovables no eólicas ni solares (gasóleo, purín, lodo de aceite y gas natural, básicamente) y le da al Gobierno cuatro meses para establecer un nuevo sistema; anula el ambiguo punto del decreto de las renovables que permitía a la Administración dar de baja a empresas por “cualquier otro incumplimiento de las obligaciones y requisitos previstos” y, por último, reconoce a EnergyWorks Fonz el derecho a una indemnización por los daños y perjuicios que le causó esa normativa.

Lee aquí la entrada completa en su fuente original

Encuentro en KAn Pajaritos 25-26 marzo

Kan Pajaritos es un nuevo espacio liberado en la Sierra Madrileña, concretamente en la zona de Becerril de la Sierra!! Nace para reflexionar sobre las maneras de vivir actuales de en este sistema que nos vuelve sumisos a todas nuestras prácticas cotidianas, familiares, trabajo, alimentación… queremos generar herramientas de liberación, autónomas, que permitan nuevas redes y nuevas relaciones sociales sin partir de esa sumisión que nos explota y nos oprime!!! Kan Pajaritos es un nuevo centro social okupado donde ponemos el amor en el centro de nuestras acciones!!!

La burbuja del fracking pincha en España

Inyectar agua, arena y productos químicos a alta presión a través de un pozo para romper la roca madre en la que están alojados el gas y el petróleo para poder extraerlos. Se conoce como fracking o fracturación hidráulica y ha supuesto una revolución energética en EE UU. Aquí también podía llegar esa revolución, decían las empresas del sector.

El subsuelo de España —principalmente, el de la cuenca vasco cantábrica— alberga unas reservas de gas equivalentes a casi 70 años de todo el consumo nacional actual, señalaba un informe de 2013 encargado por la Asociación Española de Compañías de Investigación, Exploración y Producción de Hidrocarburos y Almacenamiento Subterráneo. Escondidos en las entrañas de la tierra había 700.000 millones de euros en gas, añadía esta patronal.

Lee aquí la noticia completa en su fuente original

España paraliza el almacén nuclear de Almaraz para calmar a Portugal

Lisboa se compromete a retirar la denuncia que interpuso en Bruselas contra el proyecto

Bruselas / Madrid 21 FEB 2017 – 20:23  CET

http://politica.elpais.com/ politica/2017/02/21/ actualidad/1487678396_775285. html

España y Portugal han firmado una tregua en su enfrentamiento por la construcción de un almacén para residuos nucleares dentro de la central de Almaraz (Cáceres). Lisboa retirará la denuncia que presentó ante la Comisión Europea. A cambio, Madrid no autorizará la puesta en marcha del silo hasta que Portugal estudie la documentación sobre el proyecto —que le facilitará— e inspeccione la central, algo para lo que tendrá un plazo de dos meses. Almaraz, situada a unos 100 kilómetros de Portugal, es la central nuclear más potente de España.

A cambio, Portugal retira la denuncia que presentó, en la que se quejaba de la falta de una evaluación de los impactos transfronterizos. Pero en el propio acuerdo se establece que Lisboa no renuncia a volver a «valerse» del artículo 259. «Este acuerdo no pone en entredicho el derecho de Portugal a recurrir a todos los medios legales», ha recordado el ministro luso de Asuntos Exteriores.

Ecologistas en Acción ha lamentado que el Ejecutivo portugués no haya sido «capaz de mantenerse firme». Lo achaca a «las presiones tanto del Gobierno español como de la Comisión Europea» y a «la oferta de acelerar las interconexiones energéticas» en la Península. Por primera vez desde 1999, el pasado año el balance de intercambio de electricidad entre los dos países fue favorable a Portugal, que vendió a España más energía de la que le compró.

El futuro del sector

En un momento en el que el futuro del sector nuclear está en juego en España, el conflicto con Portugal ponía en riesgo los planes de los propietarios de las principales centrales para alargar su vida útil más allá de los 40 años, algo que apoya el Gobierno del PP. Almaraz ha solicitado ese almacén dentro de sus instalaciones para poder guardar su combustible usado, porque las dos piscinas en las que lo acumula ahora están al 85% de su capacidad y se prevé que estén llenas en 2018 y 2021, respectivamente.

Los residuos, según la planificación vigente, debían ir a parar al silo centralizado de Villar de Cañas (Cuenca), el conocido como ATC. Pero este proyecto está paralizado por el conflicto entre el Gobierno y Castilla-La Mancha. Eso ha hecho que las centrales se lancen a construir almacenes propios dentro de sus instalaciones.

El Ministerio de Energía no contempla un retraso

El Ministerio de Energía español ha mostrado “satisfacción” por el acuerdo con Portugal. Almaraz cuenta con el permiso de construcción del almacén de residuos. La autorización de funcionamiento —que se paraliza dos meses— estaba prevista «para final de año», según un portavoz de Energía. Si Portugal queda satisfecha con la información que se le dará, la paralización no afectaría a los plazos previstos, sostiene el Ministerio.

Otro asunto es qué ocurrirá en el futuro si Portugal pide participar en el proceso para permitir a la central funcionar más allá de los 40 años. Está previsto que en mayo Almaraz presente su solicitud y arranque un largo proceso de renovación.