SEO: Denuncia para proteger golondrinas, aviones y vencejos

Os pedimos nuevamente vuestra colaboración para ayudar a conservar las golondrinas, aviones y vencejos. Si detectas casos de retirada o destrucción de nidos de estas aves, especialmente en época de cría, que comienza justo ahora, denuncia el caso ante las autoridades y cuéntanos la situación. Puedes escribirnos a conservacion@seo.orgy contarlo en redes sociales con la etiqueta #AquiGolondrinas.

Las golondrinas, los vencejos y los aviones no sólo son parte de nuestro patrimonio natural y acervo cultural. También son especies protegidas y, como tales, causar molestias o destruir sus nidos está prohibido y puede llegar a ser constitutivo de delito. Únicamente se puede actuar sobre ellos de forma excepcional y con una preceptiva autorización que pruebe que existe un riesgo para la seguridad o la salud de las personas, y siempre y cuando no exista otra solución satisfactoria.

Porque queremos que vuelvan cada año a sus casas a criar, que sus gritos alegren nuestras tardes de verano y que nos avisen que el invierno ha terminado.

                                            Ilustraciones: ©Ángel Febrero

Seguramente ya habrás tenido ocasión de ver las primeras golondrinas del año en tu municipio. Incluso, con suerte, habrás avistado algún pequeño avión. Y pronto verás a los rápidos vencejos. Cada año, estas aves recorren miles de kilómetros desde sus lugares de invernada en África para criar junto a nosotros, alegrar nuestra primavera con su vuelo y aportarnos muchos beneficios. Por ejemplo, como insecticida natural: ¿sabías que una golondrina puede ingerir hasta 150 gramos de insectos al día? Eso suma 55 kilogramos al año (unos 310.250 moscas-mosquitos al año).

Lamentablemente –y este es el motivo por el que te escribo– las poblaciones de golondrinas, vencejos y aviones están sufriendo un serio declive. Hay dos razones principales: la escasez de alimento y la falta de lugares adecuados para que puedan hacer sus nidos. El uso masivo de plaguicidas, generalizado en las explotaciones agrícolas intensivas, está reduciendo drásticamente la presencia de los insectos que componen su dieta. Por otra parte los edificios modernos, como sabes, no son especialmente amigables para las aves y, en los antiguos e históricos, se hacen rehabilitaciones incompatibles con la existencia de nidos. A estos dos problemas hay que añadir la dificultad para encontrar material para la construcción de los nidos, la retirada o derribo de estos y que los trabajos de restauración de los edificios se programen en unas fechas que coinciden con el periodo de cría de estas aves, algo ilegal y que desde SEO/BirdLife queremos atajar.

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s