Vídeo: Charla sobre la situación del lobo en el Sistema Central y la Comunidad de Madrid

Como os anunciábamos en el Programa 53 de Tomalatierra, correspondiente al mes de abril, aquí os dejamos el enlace para escuchar la interesantísima charla del investigador Fernando Palacios en el Ateneo de Madrid, dentro del programa que está llevando a cabo para elaborar un Censo científico del lobo ibérico

Charla sobre la situación del lobo en el Sistema Central y la Comunidad de Madrid 

Os pegamos a continuación un extracto del texto que introducía la entrevista a uno de los voluntarios del Programa del Censo del lobo Ibérico :

Andamos revueltas con el maltrato al lobo. El lobo habita cerca de nosotras, en los últimos años ha recolonizado tímidamente el Sistema Central. Está catalogado por la Unión Europea como especie de interés comunitario lo que significa que su conservación en estado favorable, es obligatoria en todo el Estado español. Además, al sur del Duero ha sido declarado especie estrictamente protegida, lo que se traduce en que en esta zona la protección de su vida es una  importante obligación del Estado español. También es en la misma zona especie prioritaria que implica la obligación de proteger su hábitat. Como consecuencia de esto último los usos humanos existentes en las zonas en las que habita se deben adaptar a sus necesidades de conservación.

Sin embargo, la realidad es que quedan muy pocos ejemplares  y además están amenazados. Nuestras administraciones públicas no defienden nuestro patrimonio y envenenan a las ciudadanas con la información que hacen circular. Aportan censos manipulados de lobos con cifras excesivamente altas y datos de depredación sobre el ganado que presentan como daños serios, lo cual les sirven para justificar la caza de los lobos. Sin embargo, los censos están sobreestimados porque multiplican por 10 el número de lobos en un grupo familiar cuando lo normal es que los grupos tengan  un máximo de 5-6 individuos. Por otro lado, los datos de ataques al ganado son lo que se puede considerar el riesgo normal del negocio y no daños serios como los califican. De esto y de su trabajo de investigación para censar los individuos del Sistema Central habló en su charla  Fernando Palacios en el Ateneo madrileño el pasado miércoles 24 de febrero.

En el número de septiembre de la Revista Quercus apareció un suplemento donde se denuncia el desconocimiento del estado actual de la especie por parte de las Administraciones Públicas responsables  y una gestión desastrosa en base a esa información incompleta e inexacta además de los venenos, caza furtiva, batidas ilegales, campañas de intoxicación…

Se proponía desde el editorial establecer una lucha para que el lobo tenga el mismo estatus en todo el territorio y deje de ser especie cinegética al norte del Duero, para lo que se considera  imprescindible  la realización de un censo coordinado desde el MAGRAMA en el que participen todas las comunidades autónomas. Pero tiene que estar basado en conocimientos científicos y seguir una metodología común, para poder ser  evaluado con rigor su estado de conservación en todo el territorio. También se pedía que se diseñen y se apliquen las medidas para su conservación en estado favorable a largo plazo y paralelamente que se establezca un periodo de veda indefinida del lobo.

Todavía no hemos llegado al punto de entender que como especie no tenemos derecho a matar, asesinar a otros individuos de otras especies hasta llegar a provocar su extinción. Aunque esté socialmente permitido, no está legalmente amparado ya que el lobo es especie protegida prioritaria de la UE. Los agentes forestales y agentes medioambientales tendrían que tener la misión de denunciar y perseguir los delitos que afectan al lobo no de disparar contra ellos. Quizá no sea un derecho fundamental superprotegido en la Constitución pero no deja de ser un derecho ciudadano, el derecho a nuestro patrimonio natural. Además es un derecho legítimo el derecho a la vida para esta especie,  aunque quede traducido en una condena a la mera supervivencia, que depende de la voluntad de unos pocos individuos humanos que no están ni perseguidos, ni controlados, sino más bien amparados cada vez que eliminan un lobo.

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s