Fukushima, cinco años de legado radiactivo

Uno de los grandes problemas de Fukushima es el de las enormes cantidades de agua contaminada que ha generado. La cantidad de agua que ha sido utilizada para refrigerar la central nuclear desde que comenzó la crisis ha sido inmensa. Grandes cantidades de agua altamente contaminada con radiactividad se han vertido al mar contaminado con ello el óceano y perjudicando gravemente a actividad pesquera. Una zona de exclusión pesquera rodea el cotorno costero, debido precisamente al constante escape de aguas radiactivas.

Todavía ni siquiera estamos cerca del desmantelamiento. La propia empresa reconoce no saber cuál es el estado del núcleo de los reactores 1, 2 y 3. Ante la imposibilidad de que entren personas debido a su altísima radiactividad, la empresa construyó un robot para analizar el estado de los reactores pero la alta radiactividad acabó incluso con el robot, que apenas pudo realizar su trabajo.

Otro problema por resolver es el de las ingentes cantidades de residuos radiactivos. Acumulados en bolsas negras en una playa, decenas de miles de toneladas de materiles sobre todo de suelos contaminados yacen a a espera de un destino imposible de encontrar.

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s