El Plan B de las cosas del comer

Leo con asombro, porque no me puedo quitar los ojos de “niño de pueblo” y ponerme otros de “sociólogo mundano”, que hay grandes inversores, entre ellos Sergey Brin, cofundador de Google, apostando por empresas como Memphis Meats o Mosa Meat  que están haciendo “carne cultivada”, fabricada en laboratorio en grandes tanques utilizando la tecnología de las “células madre”. O el próximo lanzamiento de Soylent, un sustituto equilibrado de la comida con grandes adeptos entre los frikis ejecutivos de Silicon Valley que quieren nutrirse bien sin “perder el tiempo en cocinar” o en elegir “qué demonios comer ese día o a qué restaurante ir”. Por otra parte, sigo caliente con el panorama del comercio de alimentos que propiciará el TIIP y con el hambre que afecta a millones de personas y con la macdonalización que se impone y con las dietas milagro y con la extinción de la dieta mediterránea y con que ya parezco un disco rayado hablando siempre de lo mismo, ¡hablando siempre de comida! (yo quería hablar de política). Pero cuando me pregunten mis nietos ¿por qué comemos esta basura? ¿cómo permitísteis cultivar y engordar animales con tantos productos tóxicos?, ¿qué es esta mierda de carne sintética que tengo en el plato?, ¿no hay otra forma de comer que estos polvos de Soylent que guardas en la despensa? ¿de verdad cultivábamos zanahorias en Europa? o… ¿abuelo, qué era un salchichón?…, no voy a saber qué responder y preferiría que no me lo preguntaran. Así que en esto también hay que pensar un Plan B gastrológico, que no todo va a ser admirar al sex symbol de Varoufakis.

Y el primer punto de ese Plan B es ser soberanos y políticamente responsables con lo que comemos. Los alimentos “ecológicos” no están más ricos, ni son más saludables, ni son mejores, eso demuestran los estudios bromatológicos. Pero los alimentos “no ecológicos”, producidos en la agricultura y ganadería intensiva, no están ricos, no son saludables y son peores debido a que su sistema de diseño genético, producción, transporte, venta y consumo es insostenible.  Pura política.

Lee aquí el artículo completo

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s