Los retos pendientes en el Parque Natural de Oyambre

23/10/2015

Los grupos ecologistas y conservacionistas en el Patronato del Parque Natural de Oyambre mostramos nuestra satisfacción por la celebración. después de casi tres años y medio, de la reunión del órgano de participación y coordinación de los agentes sociales y las distintas administraciones comprometidas con la gestión del espacio protegido, dentro de las promesas de transparencia e información realizadas por el propio Consejero de Medio Rural que presidió el acto y la necesidad, tal como hemos propuesto, de crear una página webb específica sobre cuantas iniciativas y proyectos surjan a lo largo del tiempo o formen parte de las actividades cotidianas de su funcionamiento..

Sin embargo, a pesar de las buenas intenciones y las dosis de voluntarismo de los representantes de la Consejería de Medio Rural, han quedado en el aire numerosos retos pendientes en un Parque camino de su XXX Aniversario: Primero, y como demostración de la ejemplaridad de la nueva Administración autonómica en el cumplimiento de leyes y normas –transgredidas sistemáticamente en la legislatura pasada–, la Consejería competente debería asumir públicamente el compromiso de ejercer las acciones legales para depurar las responsabilidades penales en que han incurrido los gestores anteriores con las sentencias firmes pendientes de ejecución o aplazadas injustificadamente respecto al desmantelamiento del campo de golf de Oyambre, la escollera del Pájaro Amarillo (con la reposición del Monumento), el camping del Rosal , el Pabellón Polideportivo de Las Tenerías, o la variante de Oyambre; o superar las graves carencias formales y de contenido en la aprobación  del PGOU de San Vicente de la Barquera, el macropuerto deportivo, el Plan Especial de Suelo Rústico de Comillas, las obras e impactos en torno a los aparcamientos de Oyambre, Bederna y Merón, el desarrollo  del Plan de Actuaciones 2012-2015 o los convenios con entidades y asociaciones para supuestas mejoras y promoción del Parque, todo ello sin los obligados informes preceptivos del Patronato.

En segundo lugar, los proyectos anunciados en esta última reunión sobre el Plan de Desarrollo Sostenible, la regeneración Ambiental de la Marisma de Rubín o la aplicación del programa LIFE-Convive plantean grandes dudas sobre su prioridad, parcialidad y eficacia al seguir sin Plan Rector de Uso y Gestión, y carecer de la sincronización, compatibilidad y encajes adecuados con el propio PDS y los planes Técnicos Sectoriales –de Buenas Prácticas en el Sector Primario y Actividades Turísticas, y de Corrección de impactos Ambientales y sobre el Paisaje–; al no remitirse a un programa integral de recuperación de las zonas húmedas y los ecosistemas fluviales que incluyan a todas las marismas –Pombo, Zapedo, La Rabia, Los Llaos, Merón, Bederna…– con sus colas y conexiones terrestres más profundas para garantizar el calado suficiente y ahorrar los costosos dragados en el canal de navegación de entrada a la ría de San Vicente, evitar las inundaciones recurrentes del Puente Republicano en el acceso a Rioturbio y de la desembocadura del arroyo de Los Llaos, y potenciar la biodiversidad de estos ecotonos excepcionales  mediante la eliminación de vertidos y rellenos, la rehabilitación hidrológico-forestal del Monte Corona y las cabeceras de los arroyos, el desmantelamiento de diques y efectos-barrera con su eliminación total o la apertura de luces suficientes, el restablecimiento de los flujos intermareales y la reducción de la presión sobre playas, bordes litorales e infraestructuras e instalaciones costeras  como resultado de los grandes temporales o la subida del nivel del mar. Todo ello dentro de la inclusión de los campos de dunas Merón y  Oyambre en el programa Arcos-Life que, incomprensiblemente, han dejado fuera a estos lugares tan degradados y necesitados de su restauración ambiental; de implantar una gestión forestal sostenible en el Monte Corona con la restricción de las plantaciones masivas de pinos y eucaliptos, la supresión del efecto-pantalla de la plantación del extremo norte del cabo de Oyambre y el fomento de las especies autóctonas; y de crear corredores ecológicos entre la periferia y el exterior del Parque.

En tercer lugar, no ha habido reconocimiento expreso del fracaso en la erradicación de plantas invasoras – plumeros por todas partes,  reynoutrias en los márgenes fluviales, chilcas sobre las propias marismas,  y carpobrotus edulis en las dunas– objeto de labores que han carecido del seguimiento, la continuidad y el carácter exhaustivo que requieren; ni se ha valorado, tanto  en el balance 2012-2015 como en el Plan de Actuaciones 2016, la presión cada vez mayor sobre los accesos a los escenarios más valiosos, frágiles y delicados del Parque Natural con aparcamientos, garitos e instalaciones que degradan perspectivas, paisajes y micropaisajes, y las cuencas visuales más representativas de todo el litoral de Oyambre en vez de proceder a un retranqueo generalizado de los accesos y al fomento de los desplazamientos peatonales; al seguir sin delimitar las responsabilidades en la operación especulativa de la macrourbanización de Santa Marina, aclarar el reparto de las millonarias compensaciones económicas e indemnizaciones que están en juego, y obligar a restaurar y devolver a su estado original suelos y lugares afectados;  al ignorar los conflictos sociales y ambientales que plantea el arranque de las algas por barcos y buzos con graves perjuicios a estos ecosistemas y  a los recolectores tradicionales de algas de arribazón que han visto disminuir sustancialmente sus cosechas en sus precarias economías, sin que, tampoco, se haya manifestado la intención de declarar «área marina protegida» a todo el frente litoral del Parque para reforzar la proteccción de la flora y la fauna marinas.

En cuarto lugar, el patrimonio Cultural y etnográfico del Lazareto de Abaño –que acaba de ser incluido en la Lista Roja del Patrimonio de Hispania Nostra por el estado de abandono y degradación en que se encuentra–,  de la Casa del Pozo –el Centro de Interpretación que desde la primera piedra solo ha visto el saqueo y deterioro progresivos–, la Torre de Ballenas, la Casa del Guarda de Corona, las  Colonias de la ILE –camino todas de su ruina definitiva–,  los molinos de marea, la batería de Ubiembre, …– deberían ser objeto de actuaciones inmediatas de rehabilitación y conservación para evitar su pérdida irreversible y poder empezar a descentralizar y desempeñar funciones de acogida, recepción, museo, exposición, albergue, itinerarios didácticos, educación ambiental,…, teniendo en cuenta que sus testimonios, de una forma u otra, nos remiten o recrean aspectos relacionados con el medio ambiente o los valores del litoral o los bosques costeros

Y, en quinto lugar,  las promesas sobre las consignaciones presupuestarias de 2016 –que deberían completarse ante tantos retos e inversiones pendientes con Planes Plurianuales y calendarios precisos de inversiones en cada capítulo– para el área de influencia socioeconómica deberán, tras casi 30 años de desamparo desde la creación del Parque,  incorporar generosas  subvenciones directas e indirectas y exenciones fiscales a Ayuntamientos y vecinos para la rehabilitación de viviendas, mejora sostenible de sus infraestructuras, equipamientos y servicios,  prácticas ecológicas en sus actividades agroganaderas, forestales y pesqueras, y transformaciones industriales, y la creación de empleo y plantillas fijas de personal laboral, guardería, guías, técnicos e investigadores que cumplan con los requisitos de mérito, capacidad, publicidad e igualdad de oportunidades en la convocatoria y contratación de puestos de trabajo, incluyendo los concursos-oposición para aquellas plazas, como la del propio director-conservador del Parque,  más necesitadas de la profesionalidad, independencia y cualificación en el desempeño de sus funciones.

Emilio Carrera. Representante de las organizaciones ecologistas y conservacionistas de Cantabria en el Patronato del Parque Natural de Oyambre.

Difundido por la Oropéndola Sostenible

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s