El autoconsumo ya está aquí

Antonio Barrero F.Martes, 07 de abril de 2015

Si yo estoy conectado a la red, ¿puedo instalar placas solares para autoconsumo? Sí. ¿Puede tener esa instalación una potencia superior a los cien kilovatios? Sí. ¿Y a los 240? Sí. ¿Y a los 300, por ejemplo? Sí. ¿Puedo intercalar baterías? Sí. Insisto: ¿puedo intercalarlas aunque yo esté conectado a la red? Sí. ¿Hay ya alguna instalación de esas características en España? No. ¿No…? No, no hay alguna… Hay muchas… En España hay ya, a día de hoy, instalaciones para autoconsumo que no vierten un solo kilovatio a la red (inyección cero), instalaciones para autoconsumo que inyectan sus excedentes a la red, instalaciones para autoconsumo de tres kilovatios, de treinta kilovatios, de trescientos kilovatios, en Gerona, en Almería, en Toledo, sobre cubiertas de naves industriales, agropecuarias, de oficinas, domésticas… El autoconsumo es posible y es rentable. Por eso es. En España. Hoy.

La solar fotovoltaica (FV) ya es rentable sin ayuda alguna. O sea, que ya es posible instalar un sistema FV sobre cubierta para autoconsumo –es completamente legal-, es posible además incluir en esa instalación una batería o las que fuere menester –eso también es completamente legal-, y es posible por fin comenzar a producir kilovatios para consumo propio (luego ahorro) sin pagar peaje de respaldo alguno. Porque, aunque el peaje susodicho fue incluido en el “proyecto” de real decreto de autoconsumo que publicó en julio de 2013 el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, lo cierto es que –año y medio después- aquel proyecto sigue siendo… no más que “proyecto”. O sea, que aún no está en vigor. Es más, podría no llegar a ser jamás.

En realidad, eso lo intuye mucha gente en el sector…
Eso lo intuyen muchos pequeños empresarios del país y eso lo sabe –que no hay peaje de respaldo- por ejemplo también la policía. La de San Agustín de Guadalix (Madrid), que lleva ya casi dos años produciendo electricidad solar sobre su tejado y autoconsumiendo miles y miles de kilovatios hora fotovoltaicos y sin pagar peaje de respaldo, ese que anunciara el gobierno en julio del año 2013, ese que sigue sin ser más que “proyecto”. Lo contaba hace una semana, en la feria anual de las energías renovables, Genera, el director de desarrollo de negocio de Yingli Solar, Enrique Muguiro, ponente en el marco de la jornada “Autoconsumo FV: posibilidades actuales, casos prácticos y próximos avances”, organizada por la Unión Española Fotovoltaica y Fotoplat. Allí, Muguiro detallaba los números de esa instalación FV de autoconsumo, que lleva ya casi dos años produciendo ahorro y que fuera donada por su compañía –Yingli- allá por el mes de marzo del año 13 (el fabricante asiático de productos solares había establecido poco antes en San Agustín de Guadalix su Centro Fotovoltaico de Investigación, Desarrollo y Post Venta). El caso es que Yingli quiso tener un detalle con el municipio que le acogiera y el detalle fue una instalación FV para autoconsumo que presenta estos números: 6,48 kilovatios de potencia pico (5,40 de potencia nominal); producción de 7.995 kilovatios hora; y autoconsumo de los 7.995 kWh (o sea, que la instalación no inyecta nada a la red).

Alrededor del 26%
Esa cantidad de electricidad supone algo más del 26% del total del consumo eléctrico de las dependencias de la policía local (el 74% restante es extraído de la red eléctrica). Según Muguiro, el coste de la instalación fue (en marzo de 2013) de 2,2 euros por vatios pico; el coste de generación estimado entonces, 10,74 céntimos de euro; el ahorro que logrará la comisaría durante los 25 años de vida útil de la instalación (ahorro también estimado en 2013) alcanzará los 58.000 euros; y el período de retorno (igualmente estimado entonces) será de nueve años. Eso sí -ha matizado Muguiro-, “si la instalación la hiciésemos hoy, nos saldría a aproximadamente 1,8 euros el vatio pico, impuestos incluidos; hoy la inversión sería de unos 9.800 euros [entonces fue de 14.385, según Yingli], y el retorno, hoy, se reduciría en un año. El coste de generación estaría por debajo de los diez céntimos de euro” (el precio de la electricidad que compran mis padres en su casa –San Sebastián de los Reyes- se aproxima a los 25 céntimos de euros; San Sebastián de los Reyes se encuentra a 17 kilómetros de San Agustín de Guadalix). Mis padres pagaron a Gas Natural Fenosa 198,50 euros por 804 kiilovatios hora, que son los que consumieron entre el 16 de diciembre de 2014 y el 13 de febrero de 2015. O sea, que la electricidad gaseosa les está saliendo a 25 céntimos de euro (el kilovatio hora); mientras que a la policía de San Agustín la energía solar le sale a solo 10.

¿Y si…?
Sobre el particular ha reflexionado, también en Genera, el director comercial de Sofos España, Miguel Jarque, que enunciaba allí la teoría del “¿y si…?”. La situación es la siguiente: el Ministerio de Industria, Energía y Turismo publicó en julio de 2013 una propuesta de Real Decreto (RD) de Autoconsumo cuajada de insensateces. A una de ellas la llamó peaje de respaldo y es un impuesto sobredimensionado que habría de pagar el autoconsumidor si ese proyecto de RD es aprobado tal cual está ahora. El impuesto en cuestión es tan gravoso que neutraliza en gran medida el ahorro que produce cualquier instalación de estas características. El caso es que el “proyecto” de RD de Autoconsumo ha sido convenientemente agitado cual fantasma por el Ministerio y mantiene desde entonces en estado de shock a la población civil, aterrorizada por la amenaza de que si hoy instala unas placas en la azotea de su casa… mañana tendrá que enfrentarse a un impuesto que habrá convertido su sueño (de independencia energética) en una pesadilla. El caso es que el RD sigue en el limbo del ministerio –perdido en algún cajón- y nadie sabe cuándo ni cómo acabará viendo la luz. Eso sí, su efecto disuasorio está causando mucho daño, pues un mercado que podría estar lanzado –el de la FV distribuida- continúa hoy al ralentí.

Terrorismo regulatorio
Pues bien, frente a ese terror, expresado frecuentemente en forma de pregunta -¿y si mañana el Ejecutivo aprueba ese Real Decreto tal cual fue redactado en el proyecto?-, el director comercial de Sofos España propone… darle la vuelta a la cuestión: ¿y si hoy no pongo en marcha mi instalación, cuánto dinero estaré gastando de más; cuánto dinero estaré dejando de ahorrar; en qué medida estaré perjudicando mi competitividad? Es más: ¿y si mañana no entra en vigor el peaje de Rajoy? Sobre esa hipótesis, el presidente de UNEF, José Donoso, daba un par de pistas en Genera. A saber: UNEF está contactando con todos los partidos políticos del país para explicarles (en clave de pedagogía) qué es el autoconsumo. Y todos (todos, a excepción del PP, claro) están en contra del peaje de respaldo. Es más: las elecciones están al caer… y muchas fuerzas políticas (las más importantes de la oposición) ya se han comprometido a revocar (en el caso de que entre en vigor alguna vez) ese impuesto al sol, como también se le ha venido a denominar. De momento, en todo caso, el autoconsumo genera cada vez más interés, y el peaje fantasma… cada vez menos miedo.

¿Ejemplos? Sanitas
La emblemática empresa prestadora de servicios sanitarios se ha embarcado en un ambicioso plan solar fotovoltaico pro autoconsumo que incluye a quince de sus residencias para personas mayores. La ingeniería catalana Sud Energies Renovables SL, que es la firma que está poniendo en marcha esa quincena de instalaciones, prevé tenerlas todas ejecutadas a finales de este mes de marzo. ¿Inversión? Pues nada más y nada menos que casi un millón de euros. ¿Plazo de amortización? Seis años, según Sud. A estas horas (al cierre de esta edición), ya son varias las instalaciones puestas en marcha: Residencial Ilerda (Lleida), Residencial Bonaire (Barcelona), residencia Sanitas de Sarrià-Sant Gervasi… La primera de ellas, por ejemplo, tiene una instalación de 137 módulos Sunpower 327 Wp (cuarenta kilovatios nominales) que Sud estima pueden generar aproximadamente 66.000 kilovatios hora al año, lo que viene a suponer alrededor del 24% del consumo eléctrico anual de ese establecimiento (que es de unos 272.000 kilovatios hora al año, kWh/año). Según los estudios de Sud, la curva de generación nunca superará la curva de consumo, por lo que la instalación en ningún caso verterá a red. Inyección cero, pues.

Sud Energies Renovables
La Residencia de Mayores Bonaire es otro de los establecimientos de Sanitas que ya tiene su instalación solar para autoconsumo. Consta de 97 módulos Sunpower de 327 vatios pico (treinta kilovatios nominales) que Sud estima generarán, anualmente, unos 44.692 kilovatios hora, lo que viene a suponer alrededor del 11,70% del consumo eléctrico anual del conjunto de edificios que integran esta residencia (Bonaire consume aproximadamente 382.000 kilovatios hora al año). En este caso, la curva de generación que ha previsto Sud tampoco sobrepasa jamás la curva de demanda, por lo que la instalación tampoco verterá nunca a red. En total, el plan pro autoconsumo FV de Sanitas (cuyo importe asciende concretamente a 940.000 euros de inversión global) incluye otra docena de instalaciones FV. El plan suma una potencia total instalada de 642 kilovatios pico y prevé un ahorro en consumo de electricidad de la red de 894 MWh anuales. Sud prevé un período de amortización (del paquete de las 15 residencias) de seis años. La apuesta pro autoconsumo de Sanitas resulta sumamente contundente, pues, y parece mostrar (y/o demostrar) que, conforme pasa el tiempo, va perdiendo fuerza el fantasma de Nadal (el secretario de estado de Energía, Alberto Nadal, es el gran valedor del peaje de respaldo).

El Ejecutivo Rajoy
Llegados aquí, las preguntas se multiplican. ¿Aprobará el Ejecutivo Rajoy el peaje de respaldo antes de las elecciones de la soleada Andalucía? ¿Lo hará antes de las autonómicas de mayo? ¿Antes de las catalanas, que tendrán lugar probablemente en septiembre? ¿Antes de las generales de noviembre? Más: si finalmente aprueba ese Real Decreto, ¿lo hará en los términos insensatos en que ahora mismo está redactado? Poco después de la publicación de ese “proyecto” de RD, UNEF le hizo los números. Y las conclusiones eran (son) sencillamente surrealistas. Si el Real Decreto es aprobado finalmente en los términos en los que ahora mismo está redactado el “proyecto”… sucederá que aquel que menos usa la red -un autoconsumidor que genere por ejemplo el 30% de su consumo solo estaría extrayendo de la red el 70% restante- habrá de ser el que más pague por su respaldo. En concreto, y, según los cálculos de UNEF, si el “proyecto” es aprobado tal y como está, el consumidor que apueste por instalar unas placas solares en su tejado para ahorrarse unos kilovatios acabará pagando por la energía que consuma de la red entre un 5 y un 9% más que el que no haya puesto placas solares.

Subidas de entre el 9,12 y el 17,7% en solo un año
Entre tanto, la historia se empeña en seguir su curso. Así, y según el último informe del prestigioso Fraunhofer Institut für Solare Energiesysteme (24 de octubre de 2014), el precio de las instalaciones solares fotovoltaicas sobre cubierta en Alemania ha caído un 73,5% (véase también) en los últimos ocho años (los datos para España son muy similares). Al sur de Pirineos, además, la electricidad es cada vez más cara. Según la asociación de consumidores Facua, en el último año esta habría subido –incremento interanual- nada más y nada menos que una media del 17,7%. O el 9,12%, según mi calculadora (y las facturas del domicilio de mis padres que tengo aquí delante). Facua compara “la tarifa media del kWh de enero de este año [2015] aplicable al Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor con la tarifa consolidada correspondiente a enero de 2014” y extrae de ahí ese incremento medio: 17,7%. Este periodista ha comparado la factura del 17 de febrero de 2014 con la del 25 de febrero de 2015 y, con la misma potencia contratada –exactamente la misma- y la misma comercializadora –Gas Natural Fenosa-, el incremento del precio del kilovatio hora ha sido del 9,12% (más de un 9% de subida en solo doce meses). A saber: el kilovatio hora de febrero de 2014 les salió a mis padres a 22’438 céntimos y el kilovatio hora de febrero de 2015, a 24,689.

Intercalar baterías
En fin, que producir electricidad en el tejado era ayer un buen negocio -Yingli estimaba un coste del kilovatio hora FV de 10,74 céntimos en 2013 (cuando donó su instalación pro autoconsumo a la policía local de San Agustín de Guadalix)…- y también es buena opción (y en mayor medida aún) a día de hoy: el director de desarrollo de negocio del fabricante asiático, Enrique Muguiro, estimaba en Genera a finales de febrero que el coste hoy del kilovatio hora FV habría sido –de haber puesto ahora en marcha esa instalación- de 9,46 céntimos de euro, es decir, que estaría muy por debajo de los casi 25 céntimos de euro que paga la familia Barrero en la vecina localidad de San Sebastián de los Reyes. Sí, el autoconsumo es un buen negocio en muchos casos. Y, además, un negocio relativamente sencillo. Según Juan Antonio Mezquida, director de ventas de Green Power Monitor en España, “legalizar una instalación FV para autoconsumo sin vertido a red no requiere registro de producción y no necesita aval de ninguna clase [las de menos de 10 kW]; además, esa instalación puede superar los cien kilovatios de potencia y puede intercalar sistemas de acumulación como baterías”.

Es legal, es posible, ahorra y solo entraña un trámite simplificado
Para las instalaciones de autoconsumo de menos de diez kilovatios basta con una memoria básica; las de más de diez requieren de un proyecto técnico visado. “Tanto la memoria como el proyecto deberán especificar –apunta Mezquida- el procedimiento empleado por el sistema para evitar la inyección a la red, definiendo los equipos destinados a tal función”. Una vez legalizada la instalación, lo cual es competencia de la administración –concluyeMezquida-, su titular deberá comunicar la existencia del sistema a la compañía distribuidora, a la que se le indicará la descripción de la conexión a la red realizada. Eso sí: la distribuidora, que tiene el derecho de inspeccionar el sistema, no podrá evitar que esa instalación entre en marcha, pues –cabe insistir- no es competencia suya la autorización. Lo es, como se dijo, del organismo público correspondiente. La empresa de Mezquida ha desarrollado la solución GPM Inyección Zero para estas instalaciones, una solución que “garantiza que nunca se inyectará energía a la red, incluso en el caso de no existir consumo”. No es la única empresa ni mucho menos que oferta actualmente soluciones de este tipo. Circutor es otra de las marcas protagonista en este nicho de mercado. Este fabricante catalán de equipos de control de electricidad se ha empeñado además en difundir a los cuatro vientos el mensaje del autoconsumo: es legal, es posible, ahorra y solo entraña un “trámite simplificado”, explican desde Circutor.

Guía para la legalización
La firma catalana ha publicado además una “Guía para la legalización de instalaciones de energía solar fotovoltaica en autoconsumo sin inyección a red de excedentes”, documento esclarecedor y de acceso libre (se encuentra en su sitio en la red: circutor.es). Suyos también son estos cuatro ejemplos de “instalaciones de autoconsumo con inyección cero legalizadas”: sistema FV de diez kilovatios sobre la cubierta del polideportivo de Berango (Vizcaya); instalación FV de cincuenta kilovatios sobre la cubierta del edificio Campus BBVA de Madrid; instalación solar sobre la cubierta de una escuela en Badalona (también de diez kilovatios); e instalación de 16 kW sobre la cubierta del Parque Central de vehículos de la empresa Urbaser (Barcelona). Mezquida también tiene currículum. A saber: desde instalaciones de 3,3 kilovatios pico (Escola Municipal de Riudaura, Girona, año 2013)… hasta sistemas de varias decenas de kilovatios de potencia instalados sobre cubiertas de naves industriales o de viveros, por ejemplo: “hemos hecho ya 70 ú 80 autoconsumos con inyección cero –contaba Mezquida el otro día en Genera–, pero deberíamos haber hecho ya seiscientos u ochocientos”.

El autoconsumo solar fotovoltaico ya es… en tiempo real. Porque es técnicamente viable (su integración en el sistema no entraña ninguna dificultad, tal y como nos explicara hace unos meses el entonces presidente de la Plataforma Tecnológica Fotovoltaica Española, Eduardo Collado), porque es legal (tal y como demuestran las decenas de instalaciones distribuidas por toda la geografía española) y porque es rentable (y cada vez más, habida cuenta de la brutal caída de los precios de la solar y la subida interminable del precio de la electricidad). Ahora ya solo hace falta que nos demos cuenta.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s